HOMENAJE AL POETA ARGENTINO JOSE PEDRONI
JOSE PEDRONI - MENU  
  HOME
  BUSCAR EN ESTE SITIO
  BIOGRAFIA DE JOSE PEDRONI
  AUTOBIOGRAFIA, POR JOSE PEDRONI
  RECITADOS Y CANCIONES DE POEMAS DE JOSE PEDRONI
  VIDEOS SOBRE POEMAS DE JOSE PEDRONI
  ALBUM DE FOTOS DE JOSE PEDRONI
  OTROS SITIOS DE JOSE PEDRONI
  LINKS RELACIONADOS
  INDICE ALFABETICO DE POESIAS
  LIBRO 1 - La gota de agua - 1923
  LIBRO 2 - Gracia Plena - 1925
  LIBRO 3 - Poemas y palabras - 1935
  LIBRO 4 - Diez mujeres - 1937
  LIBRO 5 - El pan nuestro - 1941
  => Genesis
  => Fabrica: Ninos
  => Fabrica: Carros
  => Fabrica: Misa negra
  => Fabrica: Voces de mando
  => Fabrica: Sangre
  => Fabrica: Agua
  => Fabrica: Un arado
  => Fabrica: Casita de la lluvia
  => Fabrica: Modelistas
  => Fabrica: Sangria
  => Fabrica: Fundicion
  => Fabrica: Sirena
  => Fabrica: Accidente
  => Fabrica: Sierra de carro
  => Fabrica: Muela esmeril
  => Fabrica: Tu en la fabrica
  => Fabrica: Sentido de la lluvia
  => Fabrica: Expedicion
  => Fabrica: Certificado de trabajo
  => Fabrica: Ruego de la mujer del herrero a San Eloy
  => Fabrica: Taberna
  => Fabrica: Paga
  => Fabrica: Cancion de lavandera
  => Fabrica: Baile
  => Fabrica: Grito
  => Sereno: Ultimo pito
  => Sereno: Sereno
  => Sereno: Cancion de cuna de la mujer del sereno
  => Sereno: Sereno y maquina
  => Sereno: Ventana
  => Sereno: Luna
  => Sereno: Sereno y Dios
  => Oficina: Ana Maria me trae el cafe
  => Oficina: El cadete te ama telefonista
  => Oficina: Borron
  => Oficina: Visitas
  => Oficina: Versos a la maquina de escribir
  => Oficina: Palabras a la caja de hierro
  => Oficina: Carta a Carlos Carlino
  => Oficina: Cartel
  => Oficina: Cancion del arado
  => Oficina: Maquina de coser
  LIBRO 6 - Nueve cantos - 1944
  LIBRO 7 - Monsieur Jaquin - 1956
  LIBRO 8 - Cantos del hombre - 1960
  LIBRO 9 - Canto a Cuba - 1960
  LIBRO 10 - La hoja voladora - 1961
  LIBRO 11 - El nivel y su lágrima - 1963
  LIBRO 12 - Otros poemas
  POESIAS INEDITAS
  CARTAS
  DISCURSOS
  ENTREVISTAS
  MISCELÁNEOS
  Zona del editor
Fabrica: Un arado
Compartir con mis amigos en FB

Fábrica


Un arado



1
 
Cuando te bajaron del carro
_un carro que tenía una cola de palo_,
casi no te reconozco
de tan desfigurado.
 
 
Por el campo te habían retorcido
caballos desbocados.
Tenías los brazos rotos.
Estabas lleno de barro.
Cabellos rubios de trigo
en tus dedos enredados.
 
 
Cuatro hombres salieron de la fábrica.
Cuatro hombres te alzaron.
Cuatro hombres te llevaron adentro,
como se hace con los soldados.
 
 
Adentro había hasta cuarenta hogueras,
cada cual con su tajo.
Cuarenta herreros machucaban hierro,
sin compás, a lo bárbaro.
De los yunques saltaban estrellas
para todos lados.
 
 
Hasta una de estas fraguas
los cuatro hombres te arrastraron.
 
 
El primero hizo irritar al fuego,
que dormía enroscado.
El segundo te acometió en el suelo,
martillo en mano.
El tercero te entregó a las brasas,
despedazado.
El cuarto te rehizo.
Era un artista el cuarto.
 
 
Luego vino uno más;
vino con unos tarros,
y te pintó como pintan los niños:
de verde y colorado.
 
 
Porque tenía un gorro de papel
que parecía un barco,
este último te hablaba dulcemente
mientras te iba pintando.
La rodilla en el suelo,
¡que bien hablado!
 
 
(Que hay algunos obreros
que trabajan hablando,
y otros que no hablan nunca:
¡siempre callados!,
y otros que cantan y cantan,
a sovoz, olvidados). (*)
 
2
 
De pie junto al carrero,
arado, ya te vas con tu traje de gala.
Toda la calle es tuya, que está recién regada.
La calle sale al campo pasando por la plaza.
En la plaza hay banderas porque es fiesta mañana.
Gente del pueblo sale de la misa cantada
y, cortándote el paso para verte, se para.
Arado, ¡hasta la vuelta!
Tocan altas campanas.

JOSE PEDRONI EN FACEBOOK  
  José Pedroni en

Si te gusta la poesía de José Pedroni, puedes hacerte amigo; a través de Facebook te informaremos las novedades publicadas en este sitio.
 
Facebook botón-like  
   
Publicidad  
   
PLOMADA  
  Cuelga de un hilo de pescar la pesa
y es un pequeño mundo,
suspendido.
Un ángel invisible la sostiene.
Señala el centro de la tierra,
herido.

Sigue su vertical,
hombre constante,
y llegarás a Dios,
hombre afligido.

José Pedroni - 1963
 
POETA  
 
Yo fui niño una vez,
pero hace mucho.
Me dormía enroscado en la vereda.
Hay una voz que todavía escucho.
Hubo una mariposa. Era de seda.

Debió pisarme
alguna vez un hombre.
Debió mirarme una mujer dolida.
Yo no me acuerdo.
No tenía nombre.
Era, me acuerdo,
como liebre herida.

Enamorada de mi sangre sola
que se dormía al sol
en cualquier trigo,
la mariposa entraba en mi corola.

Yo no sé lo que ella hizo conmigo;
pero ella iba detrás de mi amapola,
ella y la voz que me llamaba amigo.

José Pedroni - 1961
 
SITUACIÓN  
  Paloma, espiga y ancla,
a 31 grados y 25 minutos
de latitud Sur
-línea del río y la calandria-
y 60 grados y 56 minutos
de longitud,
está mi tierra: Esperanza.

Es un pequeño punto palpitante
hacia el norte del mapa;
boya del trigo verde
corazón de la pampa.

José Pedroni - 1956


 
AUTORIZACIONES POR COPYRIGHT  
  Gestionar a través de:

josebpedroni@yahoo.com.ar
 
=> ¿Desea una página web gratis? Pues, haz clic aquí! <=