HOMENAJE AL POETA ARGENTINO JOSE PEDRONI
JOSE PEDRONI - MENU  
  HOME
  BUSCAR EN ESTE SITIO
  BIOGRAFIA DE JOSE PEDRONI
  AUTOBIOGRAFIA, POR JOSE PEDRONI
  RECITADOS Y CANCIONES DE POEMAS DE JOSE PEDRONI
  VIDEOS SOBRE POEMAS DE JOSE PEDRONI
  ALBUM DE FOTOS DE JOSE PEDRONI
  OTROS SITIOS DE JOSE PEDRONI
  LINKS RELACIONADOS
  INDICE ALFABETICO DE POESIAS
  LIBRO 1 - La gota de agua - 1923
  LIBRO 2 - Gracia Plena - 1925
  => Prologo
  => Credo
  => Versos a la amiga: El grano de maiz
  => Versos a la amiga: Confidencia
  => Versos a la amiga: La Monedita
  => Versos a la amiga: La flor
  => Versos a la amiga: El grillo
  => Versos a la amiga: Deshojamiento
  => Versos a la amiga: Cuando me ves asi
  => Versos a la amiga: Conversacion
  => Versos a la amiga: La mariposa
  => Versos a la amiga: Agua y viento
  => Versos a la amiga: Corazones
  => Versos a la amiga: Mujer
  => Maternidad
  => Lunario santo: Primera luna
  => Lunario santo: Segunda luna
  => Lunario santo: Tercera luna
  => Lunario santo: Cuarta luna
  => Lunario santo: Quinta luna
  => Lunario santo: Sexta luna
  => Lunario santo: Septima luna
  => Lunario santo: Octava luna
  => Lunario santo: Novena luna
  => Vigilia: Palabras al hijo por nacer
  => Vigilia: Su nombre
  => Vigilia: La cuna
  => Figuras: El viejo Cruz
  => Figuras: La lechuza
  => Figuras: El viejo Aragon
  => Figuras: Don Carlos
  => Figuras: Mijai el guardahilos
  => Figuras: La vieja del voto
  => Figuras: El viejo Pozzo
  => Figuras: Antonio, El pescador
  => Figuras: El viejo Baumert
  => Figuras: Mi madre
  => Oraciones Panteistas: Madre luz
  => Oraciones Panteistas: Hermano humo
  => Oraciones Panteistas: Parabolas del agua
  => Oraciones Panteistas: Hermano viento
  LIBRO 3 - Poemas y palabras - 1935
  LIBRO 4 - Diez mujeres - 1937
  LIBRO 5 - El pan nuestro - 1941
  LIBRO 6 - Nueve cantos - 1944
  LIBRO 7 - Monsieur Jaquin - 1956
  LIBRO 8 - Cantos del hombre - 1960
  LIBRO 9 - Canto a Cuba - 1960
  LIBRO 10 - La hoja voladora - 1961
  LIBRO 11 - El nivel y su lágrima - 1963
  LIBRO 12 - Otros poemas
  POESIAS INEDITAS
  CARTAS
  DISCURSOS
  ENTREVISTAS
  MISCELÁNEOS
  Zona del editor
Oraciones Panteistas: Hermano viento
Compartir con mis amigos en FB

 
Oraciones Panteístas

Hermano viento


Trepado en el pino derecho y obscuro
que tiene mi tiempo
_lo plantó en la puerta cuando vine al mundo
mi abuelo ya muerto_,
tu vieja palabra, jamás entendida,
me silbas, oh viento!
 
 
Parado el molino, sin agua en la acequia,
con el río lejos,
siete largos días con sus siete noches
te esperé en silencio
_de día, rondando mi casa empolvada;
de noche, despierto_;
y llegas del este con las alas frescas
cuando todo el campo se ponía viejo.
¡Oh hermano errabundo, oh hermano que siempre
me llegas a tiempo!
 
 
Así como el ave que por las migajas
de mi pan moreno,
baja un día y otro de ese mismo pino
sin ningún recelo,
bájate, mi amigo, rasguña mi puerta,
ábrela sin miedo
_que en puerta de pobre siempre está caída
la llave en el suelo_,
y aventando toda mi papelería,
quédate jugando con mi libro abierto.
 
 
Viento, fuerte amigo, que no viendo nada
_siempre fuiste ciego_,
mueves sin cansarte mi molino torpe
y el de mi vecino, que es liviano y nuevo;
viento, fuerte amigo, que en un día pasas
polvoroso y recio;
y en un día vuelves por la misma calle
con olor de riego;
viento, fuerte amigo que nos das el agua
y que, al mismo tiempo,
silbas en las redes, gruñes en las puertas,
zumbas en los huecos,
juegas con el humo sobre los tejados,
soplas en los fuegos,
y las nubes llevas y las nubes traes
para que encantado las contemple el pueblo.
 
 
Viento, fuerte amigo, que en un día balas
como oveja madre que perdió el cordero,
y en un día aúllas a través del campo
lo mismo que un perro.
 
 
Viento: pocos piensan _¡y por qué pensarlo,
si has de ser eterno!_,
cómo quedaría la nube en el aire,
y esa nube blanca del agua: el velero,
y en el pueblo pobre la plaza de pinos
agudos y negros,
y en la tierra llana tanta legua sola,
y en el mar inmenso,
si de nuestro mundo, para siempre, un día
te perdieras lejos. . .
Viento: pocos piensan, mientras otros dudan
de tu valimiento.
 
 
Dudan, te avizoran, se precaven, ruegan,
cuando siempre fuiste como un hombre bueno.
Sin embargo, un día, después que en las calles
lo mismo que un niño te vieran corriendo,
sin que te esperasen, tumultuosamente,
llegaste del norte bajo un cielo negro:
y asolaste viñas, y embestiste trojes, (*)
y volaste techos,
antes que en las casas las mujeres solas
cerraran las puertas a tu descontento.
Y al volver confiado, sin ver en la noche
la luz de los fuegos,
hallaron los hombres por todo el camino
las cercas caídas, los rebaños sueltos,
las mujeres tristes llorando en las puertas,
los hijos despiertos,
y a ti por la arena, lo mismo que un niño,
corriendo, corriendo,
sin ver a la gente, sin oír las voces,
cual si no supieras lo que habías hecho.
 
 
Por eso los hombres te cierran sus casas;
por eso los hombres no te quieren, viento.
 
 
Sepan, sin embargo, los que te condenan,
que también hay perros
que han mordido al amo; que también hay amos
que han herido al perro;
que también hay almas que han seguido fieles
la palabra pura de los hombres buenos,
y después la odiaron, tan injustamente,
que de cara al cielo,
mudos de fracaso, llorando, llorando,
los dulces varones desaparecieron.
 
 
Sepan que no sabes detener tus alas;
piensen en la angustia de tu vuelo ciego.
 
 
Oh viento, algún día, de tanto escucharte,
sabré tu secreto
_el que desde niño me vienes contando
y que yo no entiendo_;
oh hermano, algún día sabré la palabra,
y entonces, sin cuerpo,
rondando villajes, moviendo molinos,
cruzando desiertos,
con el nombre humilde que quieran ponerme
seré un viento fresco.



 
Trojes: Troj, Espacio limitado por tabiques, para guardar frutos y especialmente cereales. (N del E)


JOSE PEDRONI EN FACEBOOK  
  José Pedroni en

Si te gusta la poesía de José Pedroni, puedes hacerte amigo; a través de Facebook te informaremos las novedades publicadas en este sitio.
 
Facebook botón-like  
   
Publicidad  
   
PLOMADA  
  Cuelga de un hilo de pescar la pesa
y es un pequeño mundo,
suspendido.
Un ángel invisible la sostiene.
Señala el centro de la tierra,
herido.

Sigue su vertical,
hombre constante,
y llegarás a Dios,
hombre afligido.

José Pedroni - 1963
 
POETA  
 
Yo fui niño una vez,
pero hace mucho.
Me dormía enroscado en la vereda.
Hay una voz que todavía escucho.
Hubo una mariposa. Era de seda.

Debió pisarme
alguna vez un hombre.
Debió mirarme una mujer dolida.
Yo no me acuerdo.
No tenía nombre.
Era, me acuerdo,
como liebre herida.

Enamorada de mi sangre sola
que se dormía al sol
en cualquier trigo,
la mariposa entraba en mi corola.

Yo no sé lo que ella hizo conmigo;
pero ella iba detrás de mi amapola,
ella y la voz que me llamaba amigo.

José Pedroni - 1961
 
SITUACIÓN  
  Paloma, espiga y ancla,
a 31 grados y 25 minutos
de latitud Sur
-línea del río y la calandria-
y 60 grados y 56 minutos
de longitud,
está mi tierra: Esperanza.

Es un pequeño punto palpitante
hacia el norte del mapa;
boya del trigo verde
corazón de la pampa.

José Pedroni - 1956


 
AUTORIZACIONES POR COPYRIGHT  
  Gestionar a través de:

josebpedroni@yahoo.com.ar
 
=> ¿Desea una página web gratis? Pues, haz clic aquí! <=