HOMENAJE AL POETA ARGENTINO JOSE PEDRONI
JOSE PEDRONI - MENU  
  HOME
  BUSCAR EN ESTE SITIO
  BIOGRAFIA DE JOSE PEDRONI
  AUTOBIOGRAFIA, POR JOSE PEDRONI
  RECITADOS Y CANCIONES DE POEMAS DE JOSE PEDRONI
  VIDEOS SOBRE POEMAS DE JOSE PEDRONI
  ALBUM DE FOTOS DE JOSE PEDRONI
  OTROS SITIOS DE JOSE PEDRONI
  LINKS RELACIONADOS
  INDICE ALFABETICO DE POESIAS
  LIBRO 1 - La gota de agua - 1923
  LIBRO 2 - Gracia Plena - 1925
  LIBRO 3 - Poemas y palabras - 1935
  LIBRO 4 - Diez mujeres - 1937
  LIBRO 5 - El pan nuestro - 1941
  LIBRO 6 - Nueve cantos - 1944
  LIBRO 7 - Monsieur Jaquin - 1956
  LIBRO 8 - Cantos del hombre - 1960
  LIBRO 9 - Canto a Cuba - 1960
  => Rosa Nautica
  => La casa de los tres kilos
  => Elpidio Sosa vende su empleo
  => Los angeles barbudos
  => Radio Rebelde
  => Caballeria
  => Vida
  LIBRO 10 - La hoja voladora - 1961
  LIBRO 11 - El nivel y su lágrima - 1963
  LIBRO 12 - Otros poemas
  POESIAS INEDITAS
  CARTAS
  DISCURSOS
  ENTREVISTAS
  MISCELÁNEOS
  Zona del editor
Radio Rebelde
Compartir con mis amigos en FB

Radio Rebelde (1)
 
 
Volvían de cantar en las iglesias
y se fueron a la revolución,
porque la muerte seguía en las calles,
porque no se iba el dolor.
 
 
La aguja quedo clavada en la tela
con su colilla de algodón.
El rosario que caía gota a gota
finalmente se heló.
Murió la rosa en los floreros.
Se detuvo el reloj.
Las mujeres estaban con los hombres
en el cedral del alcor. (2)
 
 
De donde nace el río, por el aire,
vino un día la voz.
Las que hablaban habían deshojado
sus nombres de flor.
No se llamaban Rosa ni Violeta.
Se llamaban “la Voz”.
Usaban como el hombre
revólver, cinturón.
Decían para el hombre:
“Apareja el camino del amor”.
Y el hombre que miraba el cielo
sólo veía un halcón.
Un halcón que buscaba sin hallarlas
a las palomas de la revolución.
 
 
De hoja verde y de hoja seca,
iguales de color;
de café, de tabaco y de fusil,
no las halló el halcón.
 
 
“¡Agua!”, y aparecían
las aguadoras del dolor.
Agua fue el nombre de la mujer sin nombre
para el soldado que murió.
 
 
Cuando bajaron con el río
por aquél callejón,
empezaron a abrirse nuevamente
sus nombres de flor:
¡Violeta! ¡Margarita!
entre soldados de sol.
Montado en un caballo, abriendo flores,
venía, héroe, el frescor.
 
 
Al encuentro del libro, de la aguja
con su colilla de algodón,
verde de caña y de palmera,
volvía el amor.
Estaban todas y cantaban todas.
¡Ay, todas no!
Quedó el rosario para siempre helado
en algún libro de oración.
 
 
Oh, mujer que no has vuelto, oh, compañera,
oh, pequeña de Dios,
nacida con el agua sobre el hombro,
con el sueño para el que muere, en la voz;
ahora que está dormida en el cañaveral,
bajo el cedro, en el alcor;
ahora que no te encuentro,
ahora te traigo mi flor.

 
 
(1)     Radio Rebelde: Emisora de radio creada por los revolucionarios cubanos el 24 de febrero de 1958 y que aún existe con sede en La Habana (Cuba). Transmitía originalmente desde el paraje Altos de Conrado en la Sierra Maestra. Emitía los partes de los combates, las acciones de la lucha clandestina, denunciaba los crímenes de la dictadura, difundía discursos de los dirigentes de la revolución y otras orientaciones al pueblo. (N del E)
(2)     Cedral: Bosque de cedros – Alcor: cerro poco elevado. (N del E)



JOSE PEDRONI EN FACEBOOK  
  José Pedroni en

Si te gusta la poesía de José Pedroni, puedes hacerte amigo; a través de Facebook te informaremos las novedades publicadas en este sitio.
 
Facebook botón-like  
   
Publicidad  
   
PLOMADA  
  Cuelga de un hilo de pescar la pesa
y es un pequeño mundo,
suspendido.
Un ángel invisible la sostiene.
Señala el centro de la tierra,
herido.

Sigue su vertical,
hombre constante,
y llegarás a Dios,
hombre afligido.

José Pedroni - 1963
 
POETA  
 
Yo fui niño una vez,
pero hace mucho.
Me dormía enroscado en la vereda.
Hay una voz que todavía escucho.
Hubo una mariposa. Era de seda.

Debió pisarme
alguna vez un hombre.
Debió mirarme una mujer dolida.
Yo no me acuerdo.
No tenía nombre.
Era, me acuerdo,
como liebre herida.

Enamorada de mi sangre sola
que se dormía al sol
en cualquier trigo,
la mariposa entraba en mi corola.

Yo no sé lo que ella hizo conmigo;
pero ella iba detrás de mi amapola,
ella y la voz que me llamaba amigo.

José Pedroni - 1961
 
SITUACIÓN  
  Paloma, espiga y ancla,
a 31 grados y 25 minutos
de latitud Sur
-línea del río y la calandria-
y 60 grados y 56 minutos
de longitud,
está mi tierra: Esperanza.

Es un pequeño punto palpitante
hacia el norte del mapa;
boya del trigo verde
corazón de la pampa.

José Pedroni - 1956


 
AUTORIZACIONES POR COPYRIGHT  
  Gestionar a través de:

josebpedroni@yahoo.com.ar
 
=> ¿Desea una página web gratis? Pues, haz clic aquí! <=