HOMENAJE AL POETA ARGENTINO JOSE PEDRONI
JOSE PEDRONI - MENU  
  HOME
  BUSCAR EN ESTE SITIO
  BIOGRAFIA DE JOSE PEDRONI
  AUTOBIOGRAFIA, POR JOSE PEDRONI
  RECITADOS Y CANCIONES DE POEMAS DE JOSE PEDRONI
  VIDEOS SOBRE POEMAS DE JOSE PEDRONI
  ALBUM DE FOTOS DE JOSE PEDRONI
  OTROS SITIOS DE JOSE PEDRONI
  LINKS RELACIONADOS
  INDICE ALFABETICO DE POESIAS
  LIBRO 1 - La gota de agua - 1923
  LIBRO 2 - Gracia Plena - 1925
  LIBRO 3 - Poemas y palabras - 1935
  LIBRO 4 - Diez mujeres - 1937
  LIBRO 5 - El pan nuestro - 1941
  LIBRO 6 - Nueve cantos - 1944
  LIBRO 7 - Monsieur Jaquin - 1956
  LIBRO 8 - Cantos del hombre - 1960
  LIBRO 9 - Canto a Cuba - 1960
  LIBRO 10 - La hoja voladora - 1961
  => Nacimiento
  => Paula
  => Loreto
  => Los tres panes
  => Dolores
  => El dependiente
  => El saltarin
  => Quien
  => La hoja voladora
  => La piedra en la montana
  => Sereno
  => Domingo
  => Manos
  => Sarmiento en Esperanza
  => La primera palabra
  => La Balanza
  => Cuento
  => Nana para la muneca
  => Ronda
  => Dominguito
  => La chispa
  => La obra
  => Amor
  => Gracias Maria Mann
  => El Toro
  => San Martin y Sarmiento
  => Don Jose Clemente
  => El arbol
  => Viaje a la presidencia
  => El trencito que vuela
  => La Sarmiento
  => El retrato
  => Estrella
  => Biografia de Sarmiento
  LIBRO 11 - El nivel y su lágrima - 1963
  LIBRO 12 - Otros poemas
  POESIAS INEDITAS
  CARTAS
  DISCURSOS
  ENTREVISTAS
  MISCELÁNEOS
  Zona del editor
San Martin y Sarmiento
Compartir con mis amigos en FB

San Martín y Sarmiento
(*)
 
 
El sembrador que pide anda por Francia
        con su manaza abierta.
La sombra capitana está en Grandbourg. (1)
        Lo recibe en la puerta.
 
 
Poco tiene que dar quien ya dio todo;
        pero en la mano oscura
ve su Cancha Rayada, su Maipú; (2) (3)
        la tierra y su espesura.
 
 
Nada puso en la mano que pedía,
        más que su adiós, su pena.
La mano se cerró para sembrar.
        La mano estaba llena.

 
 
(*) Avido de conocimiento y experiencia, Sarmiento visita, hacia 1845, varios países europeos. En Francia llega hasta el retraído y pudoroso Libertador. No ha de coincidir en todo, naturalmente. Uno está lejos y el otro en el frente nuevo. La obra de cada uno los vinculará en el tiempo, como cruzados ambos del progreso, contra la Colonia. San Martín, héroe, pone en manos del que lo será su dolor y su esperanza. (N del A)
(1) En abril de 1834, San Martín compra la finca de Grand-Bourg, junto al río Sena, a 7 km de París. Allí vive durante 15 años. En 1848, por los movimientos revolucionarios en París, abandona Grand Bourg y se muda a Boulogne- sur-Mer donde reside hasta su muerte, dos años después, el 17 de agosto de 1850. (N del E)
(2) Cancha Rayada: (19 de marzo de 1818) batalla de la Independencia de Chile, en la cual fueron derrotadas las fuerzas patriotas mandadas por José de San Martín en el encuentro sostenido con las fuerzas realistas cerca de Talca (Chile). (N del E)
(3) Maipú: (5 de abril de 1818) batalla de la Independencia de Chile, en la cual fueron derrotadas las fuerzas realistas bajo las órdenes del General Mariano Osorio en el encuentro sostenido con las fuerzas patriotas revolucionarias conformadas por soldados argentinos de las Provincias Unidas y patriotas chilenos, comandados por el General en Jefe José de San Martín, la cual decidió la Independencia de Chile y en gran parte la del Cono Sur. Se desarrolló en el valle del río Maipo, cercano a Santiago de Chile. (N del E)




JOSE PEDRONI EN FACEBOOK  
  José Pedroni en

Si te gusta la poesía de José Pedroni, puedes hacerte amigo; a través de Facebook te informaremos las novedades publicadas en este sitio.
 
Facebook botón-like  
   
Publicidad  
   
PLOMADA  
  Cuelga de un hilo de pescar la pesa
y es un pequeño mundo,
suspendido.
Un ángel invisible la sostiene.
Señala el centro de la tierra,
herido.

Sigue su vertical,
hombre constante,
y llegarás a Dios,
hombre afligido.

José Pedroni - 1963
 
POETA  
 
Yo fui niño una vez,
pero hace mucho.
Me dormía enroscado en la vereda.
Hay una voz que todavía escucho.
Hubo una mariposa. Era de seda.

Debió pisarme
alguna vez un hombre.
Debió mirarme una mujer dolida.
Yo no me acuerdo.
No tenía nombre.
Era, me acuerdo,
como liebre herida.

Enamorada de mi sangre sola
que se dormía al sol
en cualquier trigo,
la mariposa entraba en mi corola.

Yo no sé lo que ella hizo conmigo;
pero ella iba detrás de mi amapola,
ella y la voz que me llamaba amigo.

José Pedroni - 1961
 
SITUACIÓN  
  Paloma, espiga y ancla,
a 31 grados y 25 minutos
de latitud Sur
-línea del río y la calandria-
y 60 grados y 56 minutos
de longitud,
está mi tierra: Esperanza.

Es un pequeño punto palpitante
hacia el norte del mapa;
boya del trigo verde
corazón de la pampa.

José Pedroni - 1956


 
AUTORIZACIONES POR COPYRIGHT  
  Gestionar a través de:

josebpedroni@yahoo.com.ar
 
=> ¿Desea una página web gratis? Pues, haz clic aquí! <=