HOMENAJE AL POETA ARGENTINO JOSE PEDRONI
JOSE PEDRONI - MENU  
  HOME
  BUSCAR EN ESTE SITIO
  BIOGRAFIA DE JOSE PEDRONI
  AUTOBIOGRAFIA, POR JOSE PEDRONI
  RECITADOS Y CANCIONES DE POEMAS DE JOSE PEDRONI
  VIDEOS SOBRE POEMAS DE JOSE PEDRONI
  ALBUM DE FOTOS DE JOSE PEDRONI
  OTROS SITIOS DE JOSE PEDRONI
  LINKS RELACIONADOS
  INDICE ALFABETICO DE POESIAS
  LIBRO 1 - La gota de agua - 1923
  LIBRO 2 - Gracia Plena - 1925
  LIBRO 3 - Poemas y palabras - 1935
  LIBRO 4 - Diez mujeres - 1937
  LIBRO 5 - El pan nuestro - 1941
  LIBRO 6 - Nueve cantos - 1944
  LIBRO 7 - Monsieur Jaquin - 1956
  LIBRO 8 - Cantos del hombre - 1960
  LIBRO 9 - Canto a Cuba - 1960
  LIBRO 10 - La hoja voladora - 1961
  LIBRO 11 - El nivel y su lágrima - 1963
  LIBRO 12 - Otros poemas
  => Poeta
  => Mi escuela de Galvez
  => Amor con lluvia y paloma
  => Suelo santafecino
  => Canoa
  => Estero
  => Cazador
  => Mar y mar
  => Santa Fe la Vieja
  => En la muerte de Lepoldo Lugones
  => Horacio Gigli
  => Andre Martinet
  => Nguyen Van Troi
  => Los hombres grandes
  => Una historia vulgar
  => Futbol
  => Raul Schurjin
  => Decimas a Julio Migno
  => Soledad
  => La bicicleta con alas
  POESIAS INEDITAS
  CARTAS
  DISCURSOS
  ENTREVISTAS
  MISCELÁNEOS
  Zona del editor
En la muerte de Lepoldo Lugones
Compartir con mis amigos en FB

En la muerte de Lepoldo Lugones
(*)
 
 
1
 
Nadie la oía, pero tu alma oía. . .
Casi no era una voz entre las voces,
que viniendo del lado de los dioses
dondequiera que fueses te seguía.
 
 
Rondó tu sueño. Presenció tus goces.
Se mezcló en tu dolor, tanto, que un día,
vuelto hacia ella y “para hacerla mía”,
te diste al viaje que no tiene adioses.
 
 
Después de ti, ¡cuánto fallido vuelo;
cuánta mirada que no encuentra el cielo,
y cuánta flor segada y por el suelo!
 
 
Ninguna voz pudo decirte: _¡Espera!_,
pues que la eterna voz por ser quien era,
selló tu boca para darse entera.
 
 
2
 
Fue el día dieciocho de febrero,
cerrada afuera tu querida luna
que por primera vez te era importuna.
Fue el día dieciocho de febrero.
 
 
Noches atrás, abandonada, una,
una mujer de manto color tierra
lloraba en un camino de tu sierra
como nunca lloró mujer alguna.
 
 
¿Era el presagio? ¿Era el dolor? ¡Dios sabe!
Nadie llevóle una palabra suave.
Nadie dióle su pan, su luz, su llave. . .
 
 
La dejaron caída en el sendero.
Era tu alma, que murió primero.
Fue el día dieciocho de febrero.
 
 
3
 
Arroyo que le buscas desvelado,
¡por qué buscas un bien que no has perdido!
Sauce, no digas: _Por aquí se ha ido. . ._,
imagen del dolor enamorado.
 
 
Clavel contra la tierra alicaído,
levántate a esperar, que no ha pasado.
Hombre, no digas: _Ya no está a mi lado_.
No respondas, mujer: _Tú lo has querido_.
 
 
Arroyo, que lo tienes por arena
y en el ave; sauce, en tu propia pena;
flor, en tu gracia: prímula o verbena.
 
 
Hombre, en tu voz; mujer, en tu mirada;
niño, en toda tu cara iluminada,
¡oh, dulce niño que no dices nada!
 
1938

 
(*) Leopoldo Lugones: (n. Villa de María, Córdoba, Argentina, 13 de junio de 1874 - † San Fernando, Buenos Aires, Argentina, 18 de febrero de 1938) fue un poeta, ensayista, periodista y político argentino. (N del E)




JOSE PEDRONI EN FACEBOOK  
  José Pedroni en

Si te gusta la poesía de José Pedroni, puedes hacerte amigo; a través de Facebook te informaremos las novedades publicadas en este sitio.
 
Facebook botón-like  
   
Publicidad  
   
PLOMADA  
  Cuelga de un hilo de pescar la pesa
y es un pequeño mundo,
suspendido.
Un ángel invisible la sostiene.
Señala el centro de la tierra,
herido.

Sigue su vertical,
hombre constante,
y llegarás a Dios,
hombre afligido.

José Pedroni - 1963
 
POETA  
 
Yo fui niño una vez,
pero hace mucho.
Me dormía enroscado en la vereda.
Hay una voz que todavía escucho.
Hubo una mariposa. Era de seda.

Debió pisarme
alguna vez un hombre.
Debió mirarme una mujer dolida.
Yo no me acuerdo.
No tenía nombre.
Era, me acuerdo,
como liebre herida.

Enamorada de mi sangre sola
que se dormía al sol
en cualquier trigo,
la mariposa entraba en mi corola.

Yo no sé lo que ella hizo conmigo;
pero ella iba detrás de mi amapola,
ella y la voz que me llamaba amigo.

José Pedroni - 1961
 
SITUACIÓN  
  Paloma, espiga y ancla,
a 31 grados y 25 minutos
de latitud Sur
-línea del río y la calandria-
y 60 grados y 56 minutos
de longitud,
está mi tierra: Esperanza.

Es un pequeño punto palpitante
hacia el norte del mapa;
boya del trigo verde
corazón de la pampa.

José Pedroni - 1956


 
AUTORIZACIONES POR COPYRIGHT  
  Gestionar a través de:

josebpedroni@yahoo.com.ar
 
=> ¿Desea una página web gratis? Pues, haz clic aquí! <=