HOMENAJE AL POETA ARGENTINO JOSE PEDRONI
JOSE PEDRONI - MENU  
  HOME
  BUSCAR EN ESTE SITIO
  BIOGRAFIA DE JOSE PEDRONI
  AUTOBIOGRAFIA, POR JOSE PEDRONI
  RECITADOS Y CANCIONES DE POEMAS DE JOSE PEDRONI
  VIDEOS SOBRE POEMAS DE JOSE PEDRONI
  ALBUM DE FOTOS DE JOSE PEDRONI
  OTROS SITIOS DE JOSE PEDRONI
  LINKS RELACIONADOS
  INDICE ALFABETICO DE POESIAS
  LIBRO 1 - La gota de agua - 1923
  LIBRO 2 - Gracia Plena - 1925
  LIBRO 3 - Poemas y palabras - 1935
  => Poemas a la madre: Retrato
  => Poemas a la madre: Angel
  => Poemas a la madre: Veneracion
  => Poemas a la madre: Soledad
  => Poemas a la madre: Sahumerio
  => Poemas a la madre: Fe
  => Poemas a la madre: Lagrimas
  => Poemas a la madre: Sometimiento
  => Poemas a la madre: Amanecer
  => Poemas a la madre: Padecimiento
  => Poemas a la madre: Cura
  => Poemas a la madre: Arrullo
  => Poemas a la madre: Vigilia
  => Poemas a la madre: Recaida
  => Poemas a la madre: Voto
  => Poemas a la madre: El tan bueno
  => Poemas a la madre: Levantate
  => Poemas del ejercito: Partida
  => Poemas del ejercito: Tren
  => Poemas del ejercito: Ilusion
  => Poemas del ejercito: Imaginaria
  => Poemas del ejercito: Desfile
  => Poemas del ejercito: Por que sera
  => Poemas del ejercito: Centinela
  => Poemas del ejercito: Si yo llamara
  => Poemas del ejercito: Lo sabes?
  => Poemas del ejercito: Marcha
  => Poemas del ejercito: Jura
  => Poemas del ejercito: Ultimo tiro
  => Poemas del ejercito: Pajaro
  => Poemas de la enamorada del muro
  => Poemas de la sombra
  => Rondel de la nina mia: La nina y yo
  => Rondel de la nina mia: La palabra en el umbral
  => Rondel de la nina mia: Idilica
  => Rondel de la nina mia: Cuerpo
  => Rondel de la nina mia: Palabras del amor en la soledad
  => Rondel de la nina mia: Tu nombre
  => Rondel de la nina mia: Tuco
  => Rondel de la nina mia: Dulce palabra
  => Rondel de la nina mia: Nuestro amor
  => Rondel de la nina mia: Piedras
  => Rondel de la nina mia: Adoracion
  => Rondel de la nina mia: Entremos
  => Rondel de la nina mia: Palabras a Dios
  => Otros: Palabras a la iglesia nueva
  => Otros: El entierro de mi abuelo
  => Otros: Palabras a la mesa
  => Otros: Pajaro loco
  => Otros: Palabras a mi padre y a su digna herramienta
  => Otros: Cuento del pequeno Hans
  => Otros: Palabras a Federico
  => Otros: Versos a Fernandez Moreno
  => Otros: Al olivo de la plaza
  => Otros: Arena
  => Otros: El secreto
  => Otros: Vana filosofia
  => Otros: Canto a Juan
  LIBRO 4 - Diez mujeres - 1937
  LIBRO 5 - El pan nuestro - 1941
  LIBRO 6 - Nueve cantos - 1944
  LIBRO 7 - Monsieur Jaquin - 1956
  LIBRO 8 - Cantos del hombre - 1960
  LIBRO 9 - Canto a Cuba - 1960
  LIBRO 10 - La hoja voladora - 1961
  LIBRO 11 - El nivel y su lágrima - 1963
  LIBRO 12 - Otros poemas
  POESIAS INEDITAS
  CARTAS
  DISCURSOS
  ENTREVISTAS
  MISCELÁNEOS
  Zona del editor
Otros: Versos a Fernandez Moreno
Compartir con mis amigos en FB

 
Otros

Versos a Fernández Moreno (1)


Con tu buena pila de años
y otra tan alta de libros
_de versos debían ser_,
sigues niño, sigues niño:
siempre las manos aladas,
siempre los pies erradizos,
la maravilla en los ojos,
el encanto en el oído
y en el oro de tu alma
los tres errores divinos:
pensar, creer y sentir
contra lo que el tiempo ha dicho;
pensar que en Bárcena aún
tus amigos son chiquillos;
creer que el mundo te siente,
sentir que el mundo es un niño.

 
Hombre que de día y de noche,
en un eterno domingo,
con el ganchudo bastón
a guisa de cayadillo,
por esas calles ambula
con fatalidad de río,
y ya suspira a un recuerdo,
ya se alegra sin motivo,
ya desfallece en la voz,
ya rebosa en el latido;
ya al paso de un marinero
se siente en el mar bravío,
ya, al de una linda muchacha,
en un dulce mar hundido;
ya en la esquina catorcena
concluye el soneto fino,
ya la décima cabal
volviendo con el rocío;
ya en una vidriera sueña,
ya en otra, empañado el vidrio,
con la boca regañada
sonríe a sus propios libros. . .
Hombre tal, ¿que ha de tener
sino el corazón de un niño?

 
Andar contigo una hora
por donde quiera el camino,
y observarte en la esperanza
y oírte en el verso íntimo,
es pensar en la respuesta
de Leuconoe al altivo (2)
conquistador, en la máxima
que complacía a Virgilio, (3)
en el cuento que olvidamos,
en el amor que tuvimos,
en todo pájaro que
no puede vivir cautivo;
en el pájaro que fuera,
según la leyenda, niño,
y en el que vuela cantando
y en el que silba escondido
y en el que no tiene tiempo
de hacer nido.

 
Así, con algo de nube
y de pampero y de río; (4)
hasta el crepúsculo, pájaro;
desde el crepúsculo, grillo;
para la dicha que pasa
girasol enorme y vivo,
y para el dolor manzano
que el viento encuentra florido,
atraviesas la ciudad
con este pregón: ¡Oh, amigos!



 
(1) Baldomero Fernández Moreno (San Telmo, Buenos Aires, Argentina, 1886 - 1950) fue un poeta argentino. Su poesía, universal y hondamente nacional al mismo tiempo, ha inmortalizado la estética de los barrios porteños y la cálida placidez de las provincias y sus características rurales. Su soneto más recordado es Setenta balcones y ninguna flor. (N del E)
(2) Leuconoe: Personaje de la mitología romana hijo de Neptuno. (N del E)
(3) Virgilio: (70 a. C. –  19 a. C.), Fue un poeta romano, autor de la Eneida, las Bucólicas y las Geórgicas. (N del E)
(4) Pampero: (viento) masa de aire polar, que sopla desde el sur o el sudoeste de las pampas de Argentina y de Uruguay. (N del E)

JOSE PEDRONI EN FACEBOOK  
  José Pedroni en

Si te gusta la poesía de José Pedroni, puedes hacerte amigo; a través de Facebook te informaremos las novedades publicadas en este sitio.
 
Facebook botón-like  
   
Publicidad  
   
PLOMADA  
  Cuelga de un hilo de pescar la pesa
y es un pequeño mundo,
suspendido.
Un ángel invisible la sostiene.
Señala el centro de la tierra,
herido.

Sigue su vertical,
hombre constante,
y llegarás a Dios,
hombre afligido.

José Pedroni - 1963
 
POETA  
 
Yo fui niño una vez,
pero hace mucho.
Me dormía enroscado en la vereda.
Hay una voz que todavía escucho.
Hubo una mariposa. Era de seda.

Debió pisarme
alguna vez un hombre.
Debió mirarme una mujer dolida.
Yo no me acuerdo.
No tenía nombre.
Era, me acuerdo,
como liebre herida.

Enamorada de mi sangre sola
que se dormía al sol
en cualquier trigo,
la mariposa entraba en mi corola.

Yo no sé lo que ella hizo conmigo;
pero ella iba detrás de mi amapola,
ella y la voz que me llamaba amigo.

José Pedroni - 1961
 
SITUACIÓN  
  Paloma, espiga y ancla,
a 31 grados y 25 minutos
de latitud Sur
-línea del río y la calandria-
y 60 grados y 56 minutos
de longitud,
está mi tierra: Esperanza.

Es un pequeño punto palpitante
hacia el norte del mapa;
boya del trigo verde
corazón de la pampa.

José Pedroni - 1956


 
AUTORIZACIONES POR COPYRIGHT  
  Gestionar a través de:

josebpedroni@yahoo.com.ar
 
=> ¿Desea una página web gratis? Pues, haz clic aquí! <=