HOMENAJE AL POETA ARGENTINO JOSE PEDRONI
JOSE PEDRONI - MENU  
  HOME
  BUSCAR EN ESTE SITIO
  BIOGRAFIA DE JOSE PEDRONI
  AUTOBIOGRAFIA, POR JOSE PEDRONI
  RECITADOS Y CANCIONES DE POEMAS DE JOSE PEDRONI
  VIDEOS SOBRE POEMAS DE JOSE PEDRONI
  ALBUM DE FOTOS DE JOSE PEDRONI
  OTROS SITIOS DE JOSE PEDRONI
  LINKS RELACIONADOS
  INDICE ALFABETICO DE POESIAS
  LIBRO 1 - La gota de agua - 1923
  LIBRO 2 - Gracia Plena - 1925
  LIBRO 3 - Poemas y palabras - 1935
  => Poemas a la madre: Retrato
  => Poemas a la madre: Angel
  => Poemas a la madre: Veneracion
  => Poemas a la madre: Soledad
  => Poemas a la madre: Sahumerio
  => Poemas a la madre: Fe
  => Poemas a la madre: Lagrimas
  => Poemas a la madre: Sometimiento
  => Poemas a la madre: Amanecer
  => Poemas a la madre: Padecimiento
  => Poemas a la madre: Cura
  => Poemas a la madre: Arrullo
  => Poemas a la madre: Vigilia
  => Poemas a la madre: Recaida
  => Poemas a la madre: Voto
  => Poemas a la madre: El tan bueno
  => Poemas a la madre: Levantate
  => Poemas del ejercito: Partida
  => Poemas del ejercito: Tren
  => Poemas del ejercito: Ilusion
  => Poemas del ejercito: Imaginaria
  => Poemas del ejercito: Desfile
  => Poemas del ejercito: Por que sera
  => Poemas del ejercito: Centinela
  => Poemas del ejercito: Si yo llamara
  => Poemas del ejercito: Lo sabes?
  => Poemas del ejercito: Marcha
  => Poemas del ejercito: Jura
  => Poemas del ejercito: Ultimo tiro
  => Poemas del ejercito: Pajaro
  => Poemas de la enamorada del muro
  => Poemas de la sombra
  => Rondel de la nina mia: La nina y yo
  => Rondel de la nina mia: La palabra en el umbral
  => Rondel de la nina mia: Idilica
  => Rondel de la nina mia: Cuerpo
  => Rondel de la nina mia: Palabras del amor en la soledad
  => Rondel de la nina mia: Tu nombre
  => Rondel de la nina mia: Tuco
  => Rondel de la nina mia: Dulce palabra
  => Rondel de la nina mia: Nuestro amor
  => Rondel de la nina mia: Piedras
  => Rondel de la nina mia: Adoracion
  => Rondel de la nina mia: Entremos
  => Rondel de la nina mia: Palabras a Dios
  => Otros: Palabras a la iglesia nueva
  => Otros: El entierro de mi abuelo
  => Otros: Palabras a la mesa
  => Otros: Pajaro loco
  => Otros: Palabras a mi padre y a su digna herramienta
  => Otros: Cuento del pequeno Hans
  => Otros: Palabras a Federico
  => Otros: Versos a Fernandez Moreno
  => Otros: Al olivo de la plaza
  => Otros: Arena
  => Otros: El secreto
  => Otros: Vana filosofia
  => Otros: Canto a Juan
  LIBRO 4 - Diez mujeres - 1937
  LIBRO 5 - El pan nuestro - 1941
  LIBRO 6 - Nueve cantos - 1944
  LIBRO 7 - Monsieur Jaquin - 1956
  LIBRO 8 - Cantos del hombre - 1960
  LIBRO 9 - Canto a Cuba - 1960
  LIBRO 10 - La hoja voladora - 1961
  LIBRO 11 - El nivel y su lágrima - 1963
  LIBRO 12 - Otros poemas
  POESIAS INEDITAS
  CARTAS
  DISCURSOS
  ENTREVISTAS
  MISCELÁNEOS
  Zona del editor
Poemas de la sombra
Compartir con mis amigos en FB

 
Poemas de la sombra


1
 
Me senté en mi rústico umbral empolvado
donde el sol se acuesta todas la mañanas,
y con ojos tristes estuve mirando
la sed arenosa de la calle larga.
 
 
A merced del viento caluroso y tardo
vino de muy lejos una nube baja,
y su sombra fresca fue un niño descalzo
que pasó corriendo por la calle larga.
 
 
Oh, sombra del cielo, llegada del campo,
yo soy en el pueblo tu hermano sin alas.
Oh, sombra _le dije_, quisiera ser pájaro
y seguirte en vuelo por tierra y por agua.
 
 
Pero sin oírme, señora de paso,
la sombra no supo contestarme nada.
El sol la seguía luminoso y rápido.
El sol la seguía sin poder borrarla.
 
2
 
Con alfalfa verde regresó del campo
un carretoncillo de ruidosa marcha,
y asida a su cola cortada de palo
venía la cola de su misma carga.

 
Mi perro corneta que salió ladrando,
alcanzó la sombra, fresca como el agua,
y trotando en ella fue siguiendo al carro
bulliciosamente por la calle larga.
 
 
Y me dije a solas: Si me fuera dado
cambiar mi figura, conservar el alma,
sombra ya sería de un pequeño carro,
de un carrito viejo vendedor de alfalfa.
 
3
 
En la vieja quinta del vecino un árbol
todo el sol de pronto recibe en la espalda,
y su fina sombra como fino brazo
del ser de la hierba trepa por la tapia.
 
 
Ya cruza la calle, pisada de carros;
ya llega a mi puerta, donde estás sentada;
se mete en mi pelo como un aire blando;
se sube a tus manos, y sientes el agua.
 
 
Y así es que te digo: destino del álamo
que Dios me reserve, después que me vaya;
destino de sombra por años y años,
si aún en la puerta me esperas sentada.
 
4
 
El molino nuevo de los hortelanos
con la rueda al viento se llenaba de agua,
y su sombra, en medio del camino andado,
jugando en la tierra se transfiguraba.

 
Un muchacho vino del lado del campo;
del lado del río llegó una muchacha.
Yo también miraba con ellos al cabo
los mariposeos de la rueda falsa
 
 
Y pensé: Quisiera, más que un nombre extraño,
ser la margarita de una rueda alada,
y jugar mi sombra ligero y despacio
para que los niños a mirarme salgan.
 
5
Cuando por el cielo pasaba en su ganso,
quién sabe hacia dónde, la tarde sin agua,
un buey en el fondo del camino andado
mostróse a los ojos como una pilastra. (1)
 
 
Con lodo en el pecho y en el lomo tábanos,
llegó lentamente, la cabeza gacha,
y otro buey de sombra venía a su lado
y en la sombra un hombre con una guadaña.
 
 
Y volví a decirme: Si me fuera dado
cambiar de figura, conservar el alma,
sombra compañera del buey solitario
sería por siempre, la sombra que anda.
 
6
 
Cuando fue de noche y apuntó en los álamos
la recortadura de la luna baja,
triste por tu ausencia me encerré en mi cuarto,
sacudí mi ropa y encendí mi lámpara.
 
 
Y una copa llena, sobre el viejo armario,
donde pongo a veces tu pervinca blanca, (2)
alargó la sombra de su cuerpo claro,
una sombra que era como mi esperanza.
 
 
Y exclamé: Mi cuerpo, tierra de mi campo,
será tuyo, ¡oh Tiempo! y hasta mi palabra.
Dime solamente que has de hacerme, en cambio,
un poco de sombra, que vuelve o que pasa.


 


(1) Pilastra: pilar o columna adosado a un muro o pared. (N del E)
(2) Pervinca: ( o Vinca minor) especie botánica de planta con flor, nativa del centro y sur de Europa. (N del E)

 

JOSE PEDRONI EN FACEBOOK  
  José Pedroni en

Si te gusta la poesía de José Pedroni, puedes hacerte amigo; a través de Facebook te informaremos las novedades publicadas en este sitio.
 
Facebook botón-like  
   
Publicidad  
   
PLOMADA  
  Cuelga de un hilo de pescar la pesa
y es un pequeño mundo,
suspendido.
Un ángel invisible la sostiene.
Señala el centro de la tierra,
herido.

Sigue su vertical,
hombre constante,
y llegarás a Dios,
hombre afligido.

José Pedroni - 1963
 
POETA  
 
Yo fui niño una vez,
pero hace mucho.
Me dormía enroscado en la vereda.
Hay una voz que todavía escucho.
Hubo una mariposa. Era de seda.

Debió pisarme
alguna vez un hombre.
Debió mirarme una mujer dolida.
Yo no me acuerdo.
No tenía nombre.
Era, me acuerdo,
como liebre herida.

Enamorada de mi sangre sola
que se dormía al sol
en cualquier trigo,
la mariposa entraba en mi corola.

Yo no sé lo que ella hizo conmigo;
pero ella iba detrás de mi amapola,
ella y la voz que me llamaba amigo.

José Pedroni - 1961
 
SITUACIÓN  
  Paloma, espiga y ancla,
a 31 grados y 25 minutos
de latitud Sur
-línea del río y la calandria-
y 60 grados y 56 minutos
de longitud,
está mi tierra: Esperanza.

Es un pequeño punto palpitante
hacia el norte del mapa;
boya del trigo verde
corazón de la pampa.

José Pedroni - 1956


 
AUTORIZACIONES POR COPYRIGHT  
  Gestionar a través de:

josebpedroni@yahoo.com.ar
 
=> ¿Desea una página web gratis? Pues, haz clic aquí! <=